<% proyecto=request.querystring("p") %>

Proyectos 2003

Preparar, redactar y editar un periódico barrial es una buena opción recreativa para los adolescentes en situación de riesgo, porque es una tarea que no sólo les aporta un entretenimiento sano y los aleja de otros que pueden ser perjudiciales, sino que también los acerca a la cultura del trabajo. Por eso, en el mes de julio brindamos apoyo a un nuevo periódico barrial, escrito por adolescentes de la localidad de San Fernando, provincia de Buenos Aires. El boletín Chicos de San José es un proyecto desarrollado por una Sociedad de Fomento de San José, un barrio habitado por personas de escasos recursos. Concretamente, se otorgaron $ 70 para la compra de un grabador de periodista y materiales de librería. Los recursos habían sido donados por la gente de una parroquia de Miraflores de la Sierra, en España (21 euros).

En septiembre se donó una computadora al Colegio San Agustín de la ciudad de Santa María, en la provincia de Catamarca. Fue la única excepción a la regla de apoyar emprendimientos en la Capital Federal y sus alrededores. Esta institución educativa de la Prelatura de Cafayate comenzó a funcionar en marzo de 2004 como un jardín de infantes, y recibe como alumnos a niños que son becados. Entregamos un monitor, una CPU con CD-Rom, un teclado y una impresora. Estos elementos –que se utilizan en el área administrativa- se consiguieron gracias a las donaciones de una parroquia de Miraflores de la Sierra (España) y de amigos de nuestra asociación en la ciudad de Buenos Aires.

En noviembre se brindó apoyo a la huerta que desarrolla la Asociación Civil Ayuda al Paciente Oncológico (ACIAPO) en la localidad de Pilar, provincia de Buenos Aires. En este emprendimiento trabajan pacientes de cáncer recuperados, que después de haber sufrido esa dura enfermedad, se enfrentan a una realidad de desempleo y, en consecuencia, a una situación económica difícil. El trabajo en la huerta no sólo les permite conseguir alimentos para el consumo familiar, sino que también les sirve como terapia de rehabilitación. Además, trabajan en la huerta beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar Desocupados, que depende del Estado nacional. Y se capacitan vecinos del barrio para poder desarrollar huertas en sus propios espacios. De Puertas Abiertas le entregó a ACIAPO $ 360, que fueron destinados a la adquisición de materiales para el trabajo de la tierra y para las tareas que complementan la labor propia de la huerta. Los fondos habían sido donados por una parroquia de Miraflores de la Sierra, en España (112 euros).

 

Cabrera 4138 Depto. D
Capital Federal

e-mail:
depuertasabiertasac@gmail.com

teléfono:
(011) 4862-8610

2017 İ Copyright dpa.org.ar l All rights reserved.